domingo, 11 de mayo de 2008

En cojera de perro y lágrima de mujer...


Después de una noche "serenatera" en la que fuí con los jóvenes de la iglesia a cantar las "mañanitas" a las mamás de nuestra iglesia tengo que guardar reposo.

No es mi voz (dulce y melodiosa) la que sufrió algún daño, sino una rodilla que me he "torcido" al dar un mal paso.

Mi esposita preciosa me ha estado cuidando y mimando con esmero y por si fuera poco, mi "amá" que se ha dado cuenta del accidente me ha traído a la reunión de la iglesia una rodillera, una pomada de árnica y una serie de "remedios y recomendaciones" para recuperarme...

¿Quien dijo que en cojera de perro y lágrima de mujer no hay que creer?

Licensed by Copycristian por Miguel Quintero Jr.

3 comentarios:

Darth Akire dijo...

perrro, no mannches!
Cuidate mucho esa rodilla!
Mejórate pronto... bueno... no tan rápido para que asi te puedan consentir mucho mucho, jejejeje.

Un abrazo desde esta ciudad super calurosa!
Descansa y no te andes haciendo el héroe, eh? no hagas esfuerzos y trata de no andar de pata de... jajajajaj de perro!!! jajajajaja

Gusmar Sosa dijo...

Ufs brother,espero que tu rodilla mejore.

El Perro dijo...

Gracias a Dios la patita ta' mejor. Por cierto Akire... ¡Felíz cumple!