miércoles, 27 de mayo de 2009

Raices comunitarias:


Acabo de "desempolvar" mi libro del Proyecto Nezahualpilli, lo leí hace más de diez años cuando recibía asesoría de Silvia Romero. Dicho proyecto fue (y es) una propuesta de trabajo realmente innovadora.

Encuentro en el libro algunas de mis "raices comunitarias": el trabajo de todos por todos y para todos; El profesor buscando el desarrollo de la comunidad más que "su escalafón"...

Y con esas letras en mi morral me lancé al ministerio...



Licensed by Copycristian por Miguel Quintero Jr.

3 comentarios:

Vega dijo...

No conozco el proyecto del que hablas, pero el principio por el que has regido tu ministerio es impecable. Pastores no preocupados por sus prebendas sino pastoreando, cuidando su congregación, descubriendo y alentando para el desarrollo de los dones, vigilando para que se mantenga la sana doctrina "una vez dada a los santos"...Si eso has hecho, el Señor te dirá "bien, buen siervo fiel, entra en el gozo de tu Señor".
Un abrazo y bendiciones.

Isa dijo...

¡Bien por ti! Hoy en día se necesitan excelentes perros ovejeros, porque los lobos ¡han aumentado! ¡sigh! y las ovejas, cada día más tontuelas, je,je.
Saludos.

real_metamorfosis dijo...

sabes no habia tenido la oportunidad de leer tu blog! y genial que seas cristiano! y leer esto...sigue adelnate! y bendiciones!