lunes, 2 de enero de 2012

una manzana podrida...

- Salió de nosotras porque no eran de nosotras, sentenció una de ellas.
- Una manzana podrida echa a perder toda la canasta, añadió otra.
- Nosotras estuvimos aquí antes y permaneceremos aquí para siempre, dijeron a coro.

Aquella cesta de hermosas, brillantes y céreas manzanas ornamentales se justificaba de esta manera mientras la manzana natural -que hasta hace unos momentos descansaba entre ellas- era consumida ávidamente por el pequeño de la casa.

2 comentarios:

Emmanuel Castillo dijo...

Personalmente me gustaba un poco más cuando decía "exáminada (cuidadosamente?) por el pequeño de la casa"... pero excelente de todas formas.

el perro dijo...

lo escribí o lo pensé? igual ya sabes que está a disposición para que lo reescribas como quieras