miércoles, 23 de mayo de 2007

¿Misión Imposible?


Cuando pensamos en la misión de Dios al mundo generalmente lo vemos como algo lejano, inalcanzable, imposible.

¿Enviar a alguien a la India, China o Marruecos? ¡Es un sueño! Esa tarea solo pueden realizarla los norteamericanos, las grandes agencias misioneras para-eclesiales, las convenciones… pero ¿Una iglesia?

Olvidamos que las palabras de Jesús: “me seréis testigos… hasta lo último de la tierra” fueron dichas a penas a unos cuantos… Olvidamos que la expansión del evangelio inició con un grupo de personas que cabía en el aposento alto de una casa… Olvidamos que ellos recibieron el Poder prometido y, ese mismo poder esta ahora en nosotros.

Dios se ha placido en hacer de las cosas que nosotros vemos lejanas, cercanas; lo inalcanzable, a la mano; lo imposible, posible. Sin embargo lo ha hecho siempre a través de personas que creen en sus promesas.

Pablo escribió a los Gálatas: "Así Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia. Sabed, por tanto, que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham. Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones."

En ti serán benditas todas las naciones… y serán benditas en ti todas las familias de la tierra (dice en Génesis) ¿Lejano? ¿Inalcanzable? ¿Imposible? ¡Por supuesto! Sin embargo, podemos ver que es una promesa que se esta cumpliendo día a día.

¿Por qué? Porque Abraham creyó…

No se necesitaba que Abraham considerara el plan de Dios paso a paso y viera sus posibilidades determinando que era factible o viable… Estoy diciendo que Abraham creyó.

Abraham creyó... ¿Cuántos de nosotros estaríamos dispuestos a abandonar lo que tenemos por lo desconocido? ¡Tenemos un dicho que habla de esto: “Mas vale malo por conocido que bueno por conocer”! (y algunos agregarán, como dice la Biblia).

En ti serán benditas todas las naciones…

Dios miraba a futuro cuando pronunció estas palabras (de hecho el estaba y esta en el futuro), Dios te miraba a ti cuando dijo a Abraham que debía obedecerle. Dios miraba a los musulmanes, a los tarahumaras, a los hindús…

Dios en su infinito amor, decidió justificar por fe a todo aquel que crea, y para comunicar este plan de salvación decidió emplear a hombres y mujeres comunes y corrientes.

Dios en su infinito amor, decidió que su plan no lo llevarían a cabo los ángeles que obedecen incondicionalmente, decidió que su plan lo lleváramos a cabo nosotros quienes tenemos dudas, temores y prejuicios…

Si Dios ha decidido dejar en manos de hombres y mujeres el comunicar su plan de salvación ¿Quiénes somos nosotros para estorbar la visión de Dios?

Dios habla de una manera personal y singular en estas palabras, palabras que son para todos para apropiarse de ellas de manera personal.

Dios pudo haber dicho: escoge otros cuantos de Ur de los caldeos y edifica otra ciudad ó agarra a toda tu familia y sal (de hecho el haber llevado a su padre y a su sobrino estorbaron en alguna forma el plan de Dios)… y en ustedes serán benditas todas las naciones.

La palabra de Dios dice: En ti serán benditas todas las naciones… En ti serán benditas… En ti…

Muchas veces Dios llevó a cabo su plan con un solo hombre (o mujer) Solo Noé y su familia construyeron el arca; solo José vio en sus sueños un mensaje de Dios; Solo Moisés y Aarón enfrentaron a faraón, su corte y su ejército; Solo Elías enfrentó más de 400 falsos profetas; Solo Ester echó por tierra los planes de Amán…

Porque creyeron que Dios les hablaba a ellos… ¿Misión Imposible?

"En ti serán benditas todas las naciones…"

Licensed by Copycristian

2 comentarios:

Manlio Hector dijo...

Creerle a Dios,ahi radica todo lo posible de lo imposible,ya que es El quien respalda su palabra.
Mover montañas,abrir los mares,hacer llover o detener la lluvia.Proclamar sus buenas noticias que hoy mismo siguen haciendo su habitat en el corazón de miles.
Eterno,Sabio,Bueno,Justo,Fiel,Generoso,lleno de Compasión y Misericordia,!Jehova Dios¡

veldugo01 dijo...

Mi querido hermano. En mi andar como siervo-ministro-lider y todo como le quieras llamar, me he dado cuenta que Dios bendice tus PASOS, la inmovilidad es sindrome de otra cosa pero no de espera, y ya sea en tu corazon o en tus acciones debes dar un paso y flash! Dios te respalda. Si no, no fuera vivir por fe. Y creo que eso nos falta en ciertas ocasiones, la voluntad, la decisión.
Dios te bendiga,
Fausto