lunes, 12 de abril de 2010

180 x 6: Día a día de la vida fuera de la iglesia institucional en el Camino.



Hace unos días recibí un "d" por Twitter: "You got it man! Me encantaría hablar contigo por tel... yo te llamo, dame el número o dime si estás en Skype". Era la respuesta a un favor que había solicitado: "Necesito de sus oraciones, este domingo estaré presentando mi renuncia a la iglesia que venía pastoreando"...

Era mi hermano Fausto Liriano, quien me escuchó, y animó en este trago amargo que estaba a punto de pasar. Él entre muchos hermanos estuvieron apoyándome en oración y enviándome palabras de ánimo y desde aquí les doy las gracias. Ahora bien, si lo menciono a él es porque un reto personal que ha publicado en su blog me ha motivado a hacer algo parecido.

Fausto a realizado este reto al menos una vez antes: Escribir durante determinado tiempo diariamente (100 post, 100 días y ahora se ha comprometido con 200 post en 200 días). Mi propósito y meta personal es escribir 180 post en 6 meses, pues según algunos es el tiempo mínimo que necesito para "desmoldarme" de la institución.

¿Qué hará Dios conmigo en este tiempo? No puedo decirlo. Solo puedo comprometerme a escribir mi día a día en este tiempo, no tratando de documentar mi proceso, sino expresar mi sentir y abrir un espacio para conversar...

Licensed by Copycristian por Miguel Quintero

4 comentarios:

Anyul Rivas dijo...

rayos, se que es una decisión muy difícil, pero no me imagino lo difícil que puede ser en el caso de un pastor.

Te acompaño por acá, caminando y orando en la misma senda.

Un abrazo, mi hermano.

Abel García García dijo...

Te acompaño en la distancia y, como dice Anyul, caminando la misma ruta.

Un saludo,

GuyMuse dijo...

Muy interesante. Te comprendo y admiro tu valor en hacer lo que pocos están dispuestos a hacer. Que el Señor te guie paso a paso. Estaré pendiente de leer los 180 posts de tu aventura en caminar por la fe. Bendiciones.

Miguel Quintero (el perro, pues) dijo...

Anyul: Y centellas! Gracias por tus oraciones y compañía. Un abrazo.

Abel: Caminemos pues, Bendiciones!

Guy: "Cumpliendo la Gran Comisión en el Ecuador en esta generación" Fue uno de mis primeros materiales de lectura e inspiración. Ahora llegó el tiempo de la decisión. Bendiciones!