jueves, 10 de junio de 2010

53- ¿Relevante o Pertinente?

"¿Cuáles elementos de la iglesia latinoamericana actual debemos conservar y cuáles cambiar o renovar, con el objetivo de hacer el Cristianismo más relevante al individuo en nuestra cultura? No creo que la meta sea “hacer el Cristianismo mas relevante al individuo”, sino mostrarle que la fe tal y como debe ser es relevante a todas las culturas y en todos los tiempos.
...pienso que a Latinoamerica le hace falta una rica conversación teológica, pero no en respuesta a los nuevos movimientos que nos llegan desde fuera (emergente, postmoderno, etc.), sino en respuesta a las propias inquietudes y situaciones de nuestra gente."
Alexander Rodriguez,
en respuesta a un post de Natanael Disla

Hace ya algunos años de esta conversación, como hace ya algunos años planteaba algunas preguntas relacionadas a los pastores de la convención regional de la denominación, en una tésis que sostuve (y que no necesariamente ahora sostengo en todos sus puntos) para ser "ordenado" pastor: ¿Qué ha pasado con los cristianos plasmados en las páginas de la biblia, somos de alguna forma como ellos? ¿Qué prácticas bíblicas debo enseñar como maestro? ¿Cuáles son válidas hasta el día de hoy? ¿Son necesarias TODAS las estructuras que como denominación hemos creado alrededor de la tarea a la que hemos sido comisionados? De esto hace ya seis años.

Los cristianos en Mexico (y en latinoamérica) necesitamos y debemos cuestionar nuestro "hacer" y por qué no, nuestro "creer", pues lo que decimos creer afecta (o debería afectar) nuestras acciones. Digo esto como un discípulo en el proceso de búsqueda, redescubrimiento y comunicación.

Dios nos ama y se ha identificado con nosotros, esa fue una de las razones por las que se hizo hombre en la persona de Jesucristo. A esto le llamo pertinencia, Jesús vivió, habló y enseñó siempre de acuerdo al contexto y necesidad de la gente. Anunció que el Reino les (nos) pertenecía: “No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino”.

Dios envió a Jesucristo; palabra, mensaje y presencia misma de Él. Jesucristo comisionó a su iglesia; su cuerpo mismo a llevar su palabra y mensaje a todas las naciones. ¿Es esa la práctica de la iglesia ? ¿Cómo puede la iglesia comunicar el mensaje vivo que Dios nos ha dado?

Nuestra búsqueda pues, no debe ser por la relevancia (el mensaje siempre ha sido relevante para la humanidad) sino por la pertinencia, que el mensaje sea tan nuestro y que nosotros seamos el mensaje, que la misma presencia de Dios sea palpable en nuestras vidas para las personas que nos rodean, de tal forma que se apropien, hagan suyo el evangelio del Reino.

180x6: Día a día en el Camino.

Licensed by Copycristian por Miguel Quintero

4 comentarios:

esperanza dijo...

Amén, así debe ser, en cualquier lugar en donde vivamos.
Bendiciones.

The Lady Soul dijo...

mmm!
Complicado tema de larga discusión, casi utópico diria yo.

Saludos perro!
Interesante lectura tuve.

Miguel Quintero (el perro, pues) dijo...

Esperanza: del deber al hacer... hay un gran camino para recorrer.

The Lady Soul (Daniela?)Complicado si, y tema para conversar, de hecho esa es la idea... En cuanto a lo utópico así es el Reino y ya esta entre nosotros.

Miguel Quintero (el perro, pues) dijo...

Por cierto, visité tu blog, (y el flickr) Hermosas fotos.