martes, 11 de mayo de 2010

25- El Camino...


"Pero esto confieso, que según el Camino que ellos llaman herejía, así sirvo al Dios de mis padres, creyendo todas las cosas que están escritas; teniendo la misma esperanza en Dios que ellos abrigan..."
Pablo, en su defensa ante Felix.

He decidido dejar atrás aquella frase de “fuera de la iglesia institucional” pues a muchos de mis hermanos, familiares y amigos con los que me relaciono diariamente les causa algo de “comezón”... Les sonaba a “secta” y eso es lo que menos quiero comunicar a la gente que me rodea.

A los creyentes ( y a la gente en general) nos encantan o aterrorizan las etiquetas (tenerlas y colocarlas); creemos que cuando podemos darle una “clasificación” y/o calificación a algo o alguien somos capaces de comprenderlo completamente. Pero, como dice un postulado de la ley de Murphy: Que su médico tenga un nombre para su enfermedad, no significa que conoce como tratarla.

Y aún así seguimos con las etiquetas, nos gusta ser reconocidos, señalados y que se nos identifique siempre y cuando esa "etiqueta" sea aceptable (seguramente es por eso que nos gustan las etiquetas: Ingeniero, Licenciado, Doctor, Reverendo...).

Cuando se trata de la iglesia seguimos igual: Renovados, Carismáticos, Conservadores, Contemporáneos, Liberales, Ortodoxos, Tradicionales, Emergentes, de “sana doctrina”, herejes, apóstatas... y la lista sigue pues tradicionalmente nos hemos aglutinado en torno a prácticas y declaraciones doctrinales para conformarnos como (o con) una denominación.

Estas líneas son para todos mis hermanos y amigos que requieren de mi una “etiqueta” un nombre, un apelativo. Les amo y se (como escribió hace algunos años Rafael Perez) que vamos por el mismo camino. Solo que ahora voy (vamos) “a pata”...

Me niego a leer la etiqueta que ostentas y veo en tí solamente a mi hermano y hermana de ruta; servimos al mismo Dios, creemos en La Palabra, tenemos la misma esperanza... y te pido, respetuosamente, que dejes de adherirme esas etiquetas que según tu, te permiten comprender quien soy.

Sigo siendo el Perro, un perro callejero que ahora reconoce que va por el Camino.

180x6: Día a día en el Camino.

Licensed by Copycristian por Miguel Quintero

2 comentarios:

Darth Akire dijo...

Palabras certeras, Perro, como siempre!!
:s creo que yo la única etiqueta que uso es la de "friki" jajajaja

Les mando un fuerte abrazo!! Los quiero mucho a Perruna Chocolatosa y a ti!

Miguel Quintero (el perro, pues) dijo...

Akire! Etiqueta que se queda corta contigo y El Samurai (sus habilidades, capacidades, creatividad y actividad no caben en esas cinco letras) Un abrazo!